i%20congreso%20galego%20protocolo

mesa%20abertura%20congresso%20siteA APEP – Associação Portuguesa de Estudos de Protocolo patrocinou este congresso, que foi também patrocinado pela AEP – Asociación Española de Protocolo e pela Xunta da Galicia, e que decorreu entre os dias 26 e 28 de Novembro, na cidade de Santiago de Compostela.

Foram jornadas intensas, com um conteúdo cientifico de grande nível, com temas muito variados e oradores de grande qualidade, que partilharam com mais de uma centena de participantes, vindos de toda a Espanha mas também de Angola, as suas experiências, as suas reflexões e os seus conhecimentos.

A mesa de abertura deste congresso foi presidida pelo Conselheiro da Junta da Galiza, tendo a sua direita Esperanza Guede, presidente do Congresso e da Escola Galega de Protocolo e à esquerda a vice-presidente Ana López.

mesa%20encerramento%20congresso%20siteA presidente da APEP – Associação Portuguesa de Estudos de Protocolo foi a única oradora estrangeira a participar neste congresso tendo falado sobre «El protocolo factor êxito en los eventos». A conferência de encerramento foi feita pelo Embaixador Javier Vallaure, Introductor de Embajadores do Ministério de Asuntos Exteriores y Cooperación do Reino de Espanha, cargo equivalente ao nosso Chefe de Protocolo de Estado. Na mesa de encerramento sentaram-se, além deste brilhante orador, Francisco López Nieto y Mallo, autor do livro “Honores y Protocolo” e a presidente da APEP – Associação Portuguesa de Estudos de Protocolo, Isabel Amaral.

Pela forma como conseguiu condensar tudo o que nos foi dado observar naquele congresso, permitimo-nos reproduzir o seguinte artigo (www.olgacasal.blogspot.com) da docente e especialista espanhola em protocolo Olga Casal:

«Por segunda vez en este año, Santiago de Compostela reúne a los profesionales del protocolo, esta vez en un congreso nacional en el que se ha conjugado un completo contenido científico con un atractivo programa social y cultural.

Abrió el congreso el viernes 27 con un vídeo de su presidente de honor Felio Vilarrubias, decano incontestable del protocolo en España, en el que excusaba su presencia por motivos de salud y enviaba un cariñoso saludo a los congresistas reunidos en el hotel monumento San Francisco, magnífico convento rehabilitado en pleno casco histórico santiagués, que ha acogido con brillantez la celebración del evento.

Fue el inicio de tres intensas jornadas que dieron para mucho. Bajo la presidencia de Esperanza Guede y la vicepresidencia de Ana López, responsables de la Escola Galega de Protocolo, el congreso acogió a varios ponentes de la máxima talla en el mundo del protocolo institucional, de la empresa, de la heráldica y la diplomacia, que compartieron sus conocimientos con más de cien asistentes llegados de todos los puntos de Galicia y de España.

Se habló largo y tendido de las grandes ceremonias oficiales que han tenido lugar en nuestro país recientemente, como la visita del Papa a Santiago y Barcelona, cuyos pormenores fueron relatados con todo lujo de detalles por Víctor Cortizo, responsable de la Oficina de la Xunta de Galicia para la visita de Su Santidad, y Javier Alonso, Subdirector General de Protocolo del Estado. Ambos pusieron de manifiesto la importancia de la coordinación entre las diferentes administraciones como calve del éxito cuando se trata de organizar un acto de Estado de trascendencia histórica y social, calificando éste como el acto con mayor interés mediático en toda la historia de Galicia.

En este orden de cosas, destacó también la ponencia de Javier Carnicer, jefe de protocolo de las Cortes de Aragón, que comentó los entresijos de la planificación y gestión de un gran evento como fue la Expo de Zaragoza, para cuya planificación utilizó algunas novedosas herramientas informáticas que mostró a los asistentes.

Uno de los caballos de batalla de los actos institucionales de cualquier ámbito es el orden de precedencias de las autoridades, ya que no todas figuran en el ordenamiento general que regula el debatido R.D. 2099/83, problema que se dimensiona más si cabe cuando se trata de actos celebrados en el territorio de las comunidades autónomas. En este sentido, el doctor en Derecho Juan Raposo, argumentó la necesidad de redactar una norma reguladora del protocolo en la comunidad autónoma de Galicia, postura que viene defendiendo reiteradamente en conferencias, artículos y publicaciones.

Pero no sólo las instituciones tienen necesidad del protocolo. La empresa privada cada vez más ve en él un instrumento de comunicación que contribuye a la construcción de su imagen y su reputación. Así lo puso de relieve Isabel Amaral, presidenta de la Asociación Portuguesa de Estudios de Protocolo, quien calificó el protocolo como el factor de éxito necesario en la organización de eventos.

“El desafío actual, afirmó, consiste en entender que el protocolo debe combinarse con la estrategia de marketing, la comunicación y las nuevas tecnologías. El protocolo es una herramienta de perfección. No es sólo la guinda del pastel, sino la levadura, lo que convierte el evento en un gran evento”. Como ejemplo, en el transcurso de su exposición, proyectó imágenes anecdóticas que dejan al descubierto fallos escenográficos y visuales que se producen cuando no se da al protocolo la importancia debida.

Francisco López-Nieto y Mallo, teórico del protocolo y autor de numerosas e imprescindibles obras, disertó sobre la confusión de los términos desigualdad y discriminación y sus consecuencias en el protocolo, afirmando que la igualdad no existe en la vida y la esencia del protocolo radica precisamente en ordenar las desigualdades que se originan en los méritos individuales. Al mismo tiempo, advirtió sobre los despropósitos que estas tendencias generan en el lenguaje, con el desprecio del masculino genérico y la antieconomía del lenguaje que insiste en mencionar reiterada e innecesariamente masculinos y femeninos.

Una intervención destacada por el interés que despertó entre la concurrencia fue la del director del Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento, Eduardo Pardo de Guevara, quien hizo una soberbia y rigurosa síntesis del proceso histórico que dio origen a los símbolos de Galicia, la bandera y el escudo, hoy regulados en el Estatuto de Autonomía.

La conferencia de clausura corrió a cargo del Introductor de Embajadores, Francisco Javier Vallaure, que habló del protocolo en el mundo diplomático, relatando los pormenores de la ceremonia de presentación de cartas credenciales de los embajadores extranjeros ante S.M. el Rey en el Palacio Real, que fue salpicando de entretenidas anécdotas.

Como colofón, el embajador citó una frase de Napoleón que muy bien podría servir para ilustrar de manera sintética pero muy gráfica el verdadero valor del protocolo en la sociedad actual: “El pueblo no lee los decretos, pero ve los actos”

Un extenso e intenso programa social y cultural completó las jornadas con visitas al Parlamento de Galicia, al Ayuntamiento de Santiago, a la Escuela de Hostelería, a la Ciudad de la Cultura y, como no, a la Catedral de Santiago, donde la vicepresidenta del congreso, Ana López, leyó una sentida invocación y ofrenda al Apóstol, tras la cual los congresistas recibieron el saludo personal del Arzobispo de Santiago y pudieron observar emocionados el vuelo del botafumeiro. A continuación, tuvo lugar una cena de gala.

Una vez finalizadas las jornadas y tras recoger los puntos fundamentales de las ponencias y comunicaciones, las conclusiones del congreso quedaron resumidas en los siguientes puntos:

1- Para establecer las precedencias, primero en el ámbito de lo público y después en lo privado, es necesario conocer exhaustivamente la estructura jerárquica de los organismos implicados.

2- Se debe reflexionar sobre la necesidad de una norma que regule el orden de precedencias en el espacio de la comunidad autónoma de Galicia, aunque sin interferir en las competencias del Estado y de las entidades locales.

3- Tanto para asumir la gestión del protocolo internacional y diplomático como el de los grandes eventos, es necesario tener unos conocimientos científicos rigurosos.

4- También es necesario para el profesional poseer conocimientos de protocolo religioso, como quedó de manifiesto en la visita del Papa a Santiago y Barcelona.

5- Los profesionales deben estar preparados para prever y gestionar las situaciones de crisis que se puedan producir en el transcurso de un acto.

6- En el ámbito empresarial, destaca la importancia de la preparación de los actos que serán el reflejo de la imagen corporativa.

7- Cuando se trata de temas de igualdad, conviene evitar actitudes o expresiones que repugnan al sentido común y a las más elementales normas del lenguaje, lo que, por otra parte constituiría un error gramatical.»

#

Deixe uma resposta